Ir al contenido principal

Entradas

Ser de izquierdas

Mi corazón es de izquierdas.
Mi pensamiento es de izquierdas.
Mi actitud es de izquierdas.
Pero me preguntas:¿Qué es la izquierda?
Y yo te podría responder que la izquierda es rebeldía , es inconformismo , es ilusión en la utopía.
Pero prefiero contestarte que además es pensar que a tu lado hay otro que necesita tu solidaridad, a tu lado hay otra que no quiere que pienses de ella que es un número más ; que cerca de ti hay personas que necesitan que seas la voz de los que no tienen voz.
Ser de izquierdas es sentir la necesidad de luchar por lo que es de todos por igual.
IK.
Entradas recientes

Vida y pasión

Me abrazo a ella a diario con apasionada desesperación.
Porque sé que me abandonará; y el día que eso ocurra, ya no importará si los valles están verdes, o el mar susurra su canción bajo un cielo azul.
El día que me deje, ya no verán mis ojos sus ojos negros; ni escucharé nunca más sus voces llamándome a lo lejos.
Cuando se vaya de mi lado, todo se volverá oscuro, eternamente oscuro.
Por eso, me abrazo a la vida a diario con desesperada pasión.

En pareja

Salgo a explorar  el mundo, mi mundo, siempre que puedo. La rutina mataría mi alma, la ilusión por vivir. Salgo a aprender para no caer en el conformismo, en la complacencia, en la comodidad de mi espacio de confort. Suelto amarras para que mi ser se aventure hacia territorios ignotos. Pero lo hago porque hay una mujer que me sostiene cada día una red entre el abismo y yo. Hay una mujer que se encarga de mantener encendido el faro que me indica el camino de vuelta a casa. No veáis en ello un relato machista. He dicho mujer porque en mi caso así es, pero bien podía ser al contrario. Esta es la historia de dos personas. Una de ellas sostiene el hilo de la cometa. La otra es la propia cometa.! Cuanto le debo! Ella sabe como soy. Yo se como es ella . El amor verdadero es cuestión de aprendizaje, de ahormamiento, de entender lo que la otra persona te pide, y de asumir lo que no te puede dar porque no se lo puedes exigir. El amor verdadero es sentir que todo va bien cuando apoyas la cabeza …

Compartirlas

La dejo en la puerta del colegio ,me dice adiós con su voz aún de niña y desde el coche la veo caminar charlando con su amiga camino de clase sin volverse para comprobar si la miro. Y la miro. No dejo de mirarla hasta que mis ojos ya no pueden verla. Mi sonrisa dibuja la felicidad en mis labios. Mi corazón aprende despacio a compartirla.

Dueña de mi cuerpo

Soy la única dueña de mi cuerpo. Ni tú ni nadie podrá nunca decirme lo que puedo o no puedo hacer con él. Ni tú ni nadie puede someterlo a tu dominancia fálica. No quiero que seamos como muchas de nuestras madres, nuestras abuelas y tantas y tantas mujeres antes de mí. Ya se debe terminar la imposición machista de vuestros genitales comportamientos. Yo tengo derecho a ser feliz cuando quiera, tengo derecho a desear a quien quiera, tengo derecho, como tú, a follar con cuantos quiera y las veces que quiera. Tengo la libertad de usar mis manos para acariciar a quien quiera, de usar mi boca para besar y lamer a quien quiera y donde quiera. Tengo la libertad de disfrutar de la vida igual que tú. Ni tú eres muy macho, ni yo soy muy puta. Igualdad, no hay otra palabra.

Orgulloso de ser veterinario

Era una tarde calurosa de finales de Julio. Sólo había pasado un día desde que se acercara al edificio denominado "antiguos comedores " de la Universidad Complutense. Allí , con la congoja anidada en su garganta, se aproximó al listado de admitidos en las distintas facultades. Buscó con el dedo tembloroso: a,b,c,d,e,f,g..... Y allí estaban, sus apellidos, su nombre, su nota y su facultad.
Ahora, solo un día después, sus padres le habían llevado a conocer las instalaciones. Estaba desierta en esas fechas, y no podía saber a que correspondía cada edificio; no podía saber que ese bloque era donde realizaría las prácticas de Anatomía y de Patología, o este otro el de Médicas, o aquel donde anestesiaría tantos animales. Desconocía que aquel otro edificio acristalado en lo alto de una colina, era el aulario y la cafetería, donde pasaría tantas horas como en clase.
No podía imaginar que el estar ahora allí, le iba a cambiar la vida para siempre; que mas allá de términos y enfermed…

Si Numancia tuviera mar

La luz del otoño es hermosa en Numancia de la Sagra/Azaña. Me gusta vivir aquí.Ya huele a chimenea y a invierno. Las calles suenan a silencio y frío.  No negaré que en ocasiones añoro Madrid , pero finalmente no cambio la tranquilidad de vivir aquí por el bullicio de la ciudad. Cierto que andamos escasos de algunos servicios, pero de momento los suplimos a golpe de coche. Fue una buena decisión elegir Numancia para vivir. Muchas cosas no hubieran sido sin ella. Aquí tengo lo que nunca tuve. Ay, si tuviera mar....